Consejos para la hipertensión

HIPERTENSIÓN

Consejos para prevenir y tratar la hipertensión arterial

La presión arterial es un factor de riesgo cardiovascular muy común entre la población, ya que se piensa que entre un 25 y un 40 por ciento de los adultos pueden padecerla, incluso sin saberlo. Pero además, se sabe que sólo el 16,3 por ciento de las personas que están diagnosticadas y en tratamiento está correctamente controlado, es decir: con cifras de presión arterial por debajo del límite de riesgo (140/90 mm Hg). La presión arterial elevada durante mucho tiempo va a ir provocando daños en el riñón, en el corazón, en el cerebro y en general en todos los órganos del cuerpo. Por eso se conoce también a esta enfermedad como “el asesino silencioso”, y por eso es fundamental tener claras unas pautas básicas para detectarla lo antes posible y para que una vez diagnosticada se pueda controlar de forma óptima con ayuda del médico y el farmacéutico.


Recomendaciones 

  1. Reduzca el consumo de sal. El exceso de sal provoca la retención de líquidos, que a su vez ocasiona la subida de la presión arterial. Cocine con poca sal y controle el consumo de patatas fritas, enriquecedores de sabor, comida precocinada, aceitunas, etc.
  2. Controle su peso. Comer menos grasa no solamente hará que bajes de peso, sino que prevendrá que pueda tener infartos de corazón e infartos cerebrales.
  3. Deje de fumar. Es la medida más efectiva que puede tomar para mejorar su salud. Además, disminuirá mucho su riesgo cardiovascular.
  4. Disminuya el consumo de alcohol. Un consumo alto puede producir aumento de la presión arterial por lo que es mejor no abusar.
  5. Practique ejercicio físico regularmente, durante al menos 30-45 minutos, tres veces por semana. El ejercicio debe ser de tipo aeróbico, que es el que aumenta la cantidad de oxígeno en los pulmones y hace que trabaje más el corazón.
  6. Tome correctamente sus medicamentos. Aunque su presión arterial esté dentro de los valores normales tiene que mantener el tratamiento ya que de lo contrario, la presión arterial volvería a subir de golpe y podría provocar consecuencias fatales. Si tiene cualquier duda consulte a su médico o farmacéutico.
  7. Tómese regularmente la tensión. Muchas farmacias ofrecen el servicio de toma de la presión arterial y en algunas llevan a cabo programas de seguimiento. Si prefiere hacerlo en casa siga los consejos que le ofrecemos en el dorso de esta ficha.


PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué es exactamente la presión arterial?

El corazón bombea la sangre a través de las arterias para enviar el oxígeno y los nutrientes a todas las células del cuerpo. La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias.

¿Cuáles son las complicaciones de la hipertensión a largo plazo?

La hipertensión mantenida a lo largo del tiempo puede dañar los vasos sanguíneos del cuerpo; debilitar las paredes de los vasos, permitiendo sangrados; facilitar el depósito de colesterol y otras sustancias en las paredes, impidiendo el paso de la sangre al órgano en cuestión. Este bloqueo puede causar infartos cerebrales; infartos de miocardio; fallos renales…

¿Cuáles son las causas de la hipertensión?

No se conocen las causas exactas de la hipertensión pero existen factores asociados que facilitan la aparición de la enfermedad: sobrepeso, exceso en el consumo de sal, grasas y alcohol, estrés, vida sedentaria, etc.

¿La hipertensión se cura?

Hoy por hoy la hipertensión no tiene cura. Lo único que podemos hacer es controlarla con la medicación y cambios en la dieta y en el estilo de vida.

¿Cuándo decimos que una persona es hipertensa?

La hipertensión se produce cuando la presión se mantiene elevada a lo largo del tiempo por encima de unas cifras determinadas. La presión arterial se registra con dos indicadores (ej: 125/70), el primer número indica lo que se llama presión sistólica o máxima (el corazón se contrae y envía la sangre al resto del cuerpo); el segundo es la presión diastólica o mínima (presión entre latidos del corazón; éste se encuentra relajado). Existe hipertensión cuando la presión sistólica es de 140 o más o cuando la presión diastólica es de 90 o más.

Si va a tomarse regularmente la tensión en casa debe saber que:

• Es preferible que lo haga por las mañanas antes del desayuno y antes de tomar ningún medicamento.
• Siéntese adoptando una postura cómoda y relajada, apoyando la espalda y sin cruzar las piernas.
• Repose sentado al menos 5 minutos antes de la toma.
• No realice la medición después de comer o de practicar ejercicio físico intenso.
• Evite el consumo de café, alcohol o tabaco 30 minutos antes de la toma.
• Coloque el brazo relajado, apoyado sobre una mesa y recuerde que el manguito debe quedar a la altura del corazón.
• Puede utilizar un aparato automático o semiautomático (consulte con su farmacéutico).
• Anote siempre  los valores de tensión que tiene en cada ocasión, para decírselos a su médico o farmacéutico.

 

Descargar contenido en PDF

 

Atención Esta acción vaciará tu pedido y deberás volver a incluir los productos. ¿Deseas continuar? Vaciar cesta Cancelar

Atención Esta acción vaciará tu pedido y sustituirá todos sus productos por los del pedido seleccionado. ¿Deseas continuar? Continuar Cancelar