Consejos para controlar o mejorar el asma bronquial

ASMA

Consejos para controlar o mejorar el asma bronquial

El asma es una enfermedad de las vías respiratorias que se caracteriza por obstrucción respiratoria, normalmente reversible, inflamación de la capa mucosa e hiperactividad de las vías aéreas frente a una serie de estímulos. Sus principales síntomas son tos, sensación de ahogo, sibilancias y obstrucción torácica generalmente transitoria, aunque en ocasiones puede ser severa o incluso fatal.

Esta inflamación puede aparecer en la infancia, permanecer largos años en silencio o coincidiendo con algún desencadenante volver a dar síntomas. El asma en España afecta a un 5 por ciento de la población adulta, y entre el 8 y el 12 por ciento de los niños y adolescentes, lo que la convierte en la enfermedad crónica más prevalente en la infancia. 

Los primeros síntomas de la inflamación de la vía aérea, pueden ser antes que el Asma, manifestándose con inflamación de la nariz o Rinitis, inflamación de la conjuntiva o Conjuntivitis y del conducto auditivo u Otitis. 

Las pruebas utilizadas para diagnosticar el asma son la Espirometría, la Prueba Broncodilatadora, la Prueba de Provocación Bronquial.

La terapia por vía inhalatoria es la vía fundamental para administrar medicamentos para el asma. Los medicamentos que se administran por vía inhalatoria son: antiinflamatorios (Corticoides) y broncodilatadores (Adrenérgicos beta2 de corta duración, Adrenérgicos beta2 de larga duración, Anticolinérgicos de corta duración y Anticolinérgicos de larga duración). Por la vía oral para la inflamación están los antileucotrienos y para pacientes con rinitis alérgica y asma, los antihistamínicos. En casos de pacientes sensibles a un alérgeno, la inmunoterapia prescrita por un especialista puede ayudar a mitigar los síntomas. 

Es importante conocer y familiarizarse con el dispositivo de su terapia inhalatoria prescrita por su médico, para una correcta administración. Según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), el coste anual asociado al asma en España supera a la suma del que ocasionan el SIDA y la tuberculosis juntos y, sin embargo, el 70 por ciento de este coste está directamente causado por el mal control de la enfermedad. El principal problema del asmático es el incumplimiento del tratamiento ya sea por olvido, falta de adaptación a su forma de vida, porque desconoce cómo se utilizan los dispositivos de inhalación o simplemente porque no reconoce los síntomas de su propia enfermedad. 
 


Recomendaciones 

 

  1. El objetivo del tratamiento es favorecer una correcta respiración y que pueda llevar una vida normal. Para ello siga las pautas que le ha prescrito su médico, hágalo bien y con continuidad.
     
  2. Es vital conocer y controlar su enfermedad. Consulte a su farmacéutico si tiene cualquier tipo de duda.
     
  3. Realice los autocuidados prescritos por su médico le ayudará a convivir con su enfermedad.
     
  4. Familiarícese con su dispositivo de terapia, ello aumentará la eficacia del tratamiento. Apóyese en su farmacéutico para comprender su manejo.
     
  5. Antes de tomar un nuevo medicamento consulta a su farmacéutico para prevenir posibles crisis.
     
  6. Si presenta alguna reacción adversa debida a la medicación pida consejo a su médico o farmacéutico.
     
  7. Practique ejercicios de relajación y respiración, sobre todo si se siente cansado o nervioso y siempre antes y después de una crisis.
     
  8. Procure que su hijo asmático no falte a la escuela y, si esto fuese inevitable, que intente recuperar el trabajo atrasado. Hablar con su profesor puede facilitar la situación.
     
  9. Si su asma es de origen alérgico (extrínseco) evite todo contacto con la causa o alérgeno.
     
  10. Evite fumar. La inhalación del humo irrita sus pulmones y provoca el estrechamiento de las vías respiratorias. 


PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cómo puedo saber si mi asma es de origen alérgico?

Primero, debe observar si sus síntomas se manifiestan o acentúan frente a determinados agentes (polen, ácaros del polvo, animales…) así como en la época del año o lugar en el que se agravan.

¿Qué otras causas, aparte de la alergia, pueden producir asma?

El asma puede tener múltiples causas: catarros, infecciones respiratorias, irritaciones y/o exceso de ejercicio son algunas de ellas.

¿Qué debo hacer si mi hijo no sabe utilizar los inhaladores?

En los inhaladores de cartucho presurizado, usar una cámara de inhalación es una buena solución, además evitará que las partículas se depositen en la boca y la garganta.

¿Un asmático puede realizar ejercicio?

Sí, siempre que siga correctamente el tratamiento prescrito. Algunos deportes, como por ejemplo la natación, resultan idóneos ya que el aire cálido y húmedo de las piscinas cubiertas no irrita las vías respiratorias.

¿Cómo puedo relajarme ante una crisis?

Puede estar tranquilo, ya que si es usted asmático su médico le explicará los ejercicios de relajación más adecuados. Actividades como el yoga pueden ayudarle ante una crisis.

¿Qué efectos puede tener el tratamiento del asma en el embarazo?

La mayoría de los medicamentos utilizados hoy en día puede emplearse con bastante seguridad en embarazadas. Además, su uso racional previene las posibles complicaciones en el futuro bebé.

¿Y por lo que a la lactancia se refiere?

La mayoría de los medicamentos pasa a la leche materna. Sin embargo, los utilizados en el tratamiento del asma raramente causan problemas al lactante.

¿Los corticoides inhalados pueden afectar al crecimiento de mi hijo?

Aunque algunos estudios relacionan el uso de determinados corticoides con la disminución del crecimiento lineal en niños, será el pediatra el que determine el tratamiento adecuado en cada caso.

¿Por qué debo enjuagarme la boca después de utilizar el inhalador?

Algunos inhaladores pueden producir hongos, lo que se puede evitar fácilmente enjuagándose la boca después de cada inhalación.

¿Por qué debo utilizar el corticoide si no noto que me haga efecto?

Aunque su efecto no sea inmediato, el corticoide consigue mantener las vías respiratorias limpias y desinflamadas. Si lo utiliza según las pautas marcadas por su médico, tendrá menos dificultades para respirar. 

 

Descargar contenido en PDF

 

Atención Esta acción vaciará tu pedido y deberás volver a incluir los productos. ¿Deseas continuar? Vaciar cesta Cancelar

Atención Esta acción vaciará tu pedido y sustituirá todos sus productos por los del pedido seleccionado. ¿Deseas continuar? Continuar Cancelar